Sound The Tree of Life - 56 Arcanos menores - Rey de Espadas


Rey de Espadas 


Sephiroth - Kether - Chesed - Netzach 
Numero - Potencia Suprema, Bondad, Victoria 
Símbolo - Fuego de Aire 
Significado: Cabeza - Espiritualidad, Mundo Divino 
Astrología: Geminis, Libra, Acuario

iod - he - vau - he 

lyrics

LA IOD

La iod, configurada por una coma y también por un punto, representa el principio de las cosas.
Todas las letras del alfabeto hebreo no son otra cosa que una serie de combinaciones resultantes del arreglo o permutación de la letra iod. El estudio sintético de la naturaleza, había hecho pensar a los antiguos que los fenómenos naturales eran dirigidos por la actuación de una sola ley. Esta ley, base de la analogía, colocaba la unidad-principio en el origen de las cosas y consideraba a las mismas como el reflejo, en grados diversos, de aquella unidad-principio. Por lo tanto, la iod, formando por sí sola todas las letras y, en consecuencia, todas las palabras y frases, era justamente la imagen y representación de esta unidad-principio, cuyo conocimiento estaba vedado a los profanos.
En consecuencia, la ley que presidió a la creación del idioma de los Hebreos es la misma que presidió a la creación del Universo, y conocer la una es conocer implícitamente la otra.
He aquí lo que tiende a demostrar uno de los más antiguos libros de cábala, el Sepher Jesirah.
La primera letra del alfabeto Hebreo, aleph, , está formada por cuatro iod opuestas dos a dos. Lo mismo ocurre con todas las demás letras.
El valor numérico de la iod conduce a otras consideraciones. La UNIDAD-PRINCIPIO, según la doctrina de los cabalistas, es también la UNIDAD-FIN de los seres y de las cosas, y la eternidad no es, desde este punto de vista, más que un eterno presente. Por esto los antiguos simbolistas han expresado esta idea mediante un punto en el centro de un círculo; representando la unidad-principio por la circunferencia, línea sin comienzo ni fin.
Según esto, la unidad expresa la suma de todos los seres creados, los cuales representan sus partes constitutivas; lo mismo que la unidad-hombre está formada por la suma de los miles de millones de células que constituyen su ser.
En el origen de todas las cosas, la cábala sitúa la afirmación absoluta del ser por sí mismo, del ser-unidad, cuya representación simbólica es la iod, y el número 10 como expresión numérica. Este número (10) representando la unión del principio-todo (1) a la nada ninguno (0) se adapta perfectamente a las condiciones exigidas.

El tarot de los bohemios - Papus 


El Rey de espadas monta su caballo galopando directo al enfrentamiento, viste su armadura de oro-verde, su actitud mental esta orientada a la realización de objetivos.
Él sabe que esté obligado, y no descansará hasta que llegar a su destino. Él tiene un notable poder de concentración. pensamientos e ideas vienen a él con la velocidad del rayo; él es un maestro de la imaginación y el pensamiento flexible, que lo utiliza para lograr sus objetivos. Las cuatro hélices se refieren a las cuatro direcciones, los cuatro estados e indican que el poder del pensamiento no está limitado ni por el tiempo ni el espacio.
Su fuerte determinación intelectual se unifica con una profundidad emocional y perspicacia. Solamente los objetivos que están cargados emocionalmente puede encender tal pasión. Cuerpo, el intelecto y el espíritu (los tres golondrinas) están en armonía y vuelan junto a él.
Los dos espadas, la larga uno en su mano derecha, y la corta uno en la izquierda, serán empleados igualmente. Representan dos energías potenciales, yang (masculino, analítica) y yin (femenino, intuitivo) que serán necesarios en el equilibrio adecuado con el fin de que él avance. Él parece ser uno con su caballo, debido a sus habilidades bien equilibradas y aplicadas correctamente.

Indicación: Se encuentra en una buena posición ahora para forjar planes, establecer metas y llevarlos a buen término.
Preguntas: ¿Sabe usted su objetivo? ¿Qué ocurre una vez que lo logre?
Sugerencia: Imagínese cómo se mejor será capaz de disfrutar de su éxito.
Afirmación: / saber mi objetivo y saber en lo que estoy trabajando.
Cada objetivo es sólo un hito en el camino a mi destino final. 


Alejandro Magno y el Nudo Gordiano 

La expresión nudo gordiano se refiere a una dificultad que no se puede resolver, a un obstáculo difícil de salvar o de difícil solución o desenlace, en especial cuando esta situación solo admite soluciones creativas o propias del pensamiento lateral. "Cortar el nudo gordiano" significa resolver tajante mente y sin contemplaciones un problema, es decir, que descubriendo la esencia del problema, podremos revelar todas sus implicaciones. 

Esta expresión procede de una leyenda griega según la cual los habitantes de Frigia necesitaban elegir rey, por lo que consultaron al oráculo, respondiéndoles este que el nuevo rey vendría por la Puerta del Este acompañado de un cuervo que se posaría en su carro y que escogieran a este hombre como rey. Este hombre fue Gordias, un labrador que tenía por toda riqueza su carreta y sus bueyes. Cuando le eligieron rey fundó la ciudad de Gordio y, en señal de agradecimiento, ofreció al templo de Zeus su carro, atando la lanza y el yugo con un nudo cuyos cabos se escondían en el interior, tan complicado según cuenta la leyenda que nadie lo podía soltar, y que el que lo consiguiese conquistaría toda Asia. 

Cuando Alejandro Magno se dirigía a conquistar el Imperio persa, en el 333 a. C., tras cruzar el Helesponto, conquistó Frigia, donde se enfrentó al reto de desatar el nudo. Solucionó el problema cortándolo con su espada. Esa noche hubo una tormenta de rayos que simbolizó, según Alejandro, que Zeus estaba de acuerdo con la solución, y dijo: «tanto monta cortar como desatar» ('da lo mismo cortarlo que desatarlo'). 

El lema personal de Fernando el Católico, “Tanto monta”, hace alusión a este nudo: «tanto monta cortar como desatar». Es decir, da igual cómo se haga, lo importante es que se consiga.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sound The Tree of Life - 56 Arcanos menores - Rey de Copas

TP14 Caer Sin Alas - Clitelos de Otro Amanecer